Bolla gallega o Larpeira

Spread the love

           

Bolla gallega o larpeira
Bolla gallega o larpeira

 La “Larpeira gallega.” es una especie de tarta dulce cubierta de crema cuya masa nos recuerda a la del Roscón de Reyes y que acompaña las …

Ingredientes para una bolla de treinta centímetros de diámetro

Para la masa: 25 gr de anís, 100 gr de leche, 50 gr de mantequilla, 25 gr de levadura prensada de panadería, 40 gr de azúcar, 1 huevo tamaño L y otro para pintar la bolla, un pellizco de sal, 350 gr de harina tamizada.

El almíbar: 100 gr de anís, 100 gr de agua, 100 gr de azúcar

La crema pastelera: 200 ml de leche entera, 50 g de azúcar, 20 g de maicena, 2 yemas de huevo tamaño M, 1 vaina de vainilla, 1 trozo de corteza de limón

Cómo hacer bolla dulce gallega o larpeira

Comenzaremos preparando primero el almíbar, para eso ponemos un cacito y cocemos durante 6 ó 7 minutos hasta que haya espesado un poco.

Seguidamente preparamos la crema pastelera. Ver receta aqui

Para la masa en un bol echamos la leche,el anís,la mantequilla y el azúcar y templamos un poco en el microondas, como un minuto más o menos a media potencia. Después añadimos el huevo y la levadura y mezclamos hasta que se disuelva.

Añadimos la harina y la sal poco a poco y vamos formando la masa, que debe quedar blandita, pero manejable con las manos. Dejamos reposar la masa unos 15 minutos antes de darle forma redonda y aplastada.

Preparamos una bandeja de horno con un papel de hornear, batimos un huevo y pintamos con ella la bolla. Con un cuchillo hacemos unos cortes formando cuadrados.

En un bol pequeño ponemos azúcar normal con unas gotas de agua. Espolvoreamos la larpeira con esta azúcar y ponemos unos daditos de mantequilla por la superficie. Echamos la crema en una manga pastelera con boquilla lisa y vamos haciendo líneas por encima de los cortes. Dejamos reposar hasta que doble el tamaño.

Precalentamos el horno a 180º. Hornearla a esa temperatura unos 30 minutos o hasta que la veamos dorada. Una vez fuera del horno y aún caliente la bañamos calándola con el almíbar que habíamos preparado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *