Risotto de champiñónes y bacon

Spread the love

Con un poco de bacon, unos champiñones que tengas en una bandeja y no sabes para que los vas a utilizar.. y un buen caldo, lo tenemos todo para hacer un risotto sabroso!!

Risotto de champiñones y bacon

Ingredientes (2 pers)

  • 200 gr de arroz arborio (o bomba)
  • 125 gr de champiñones
  • 100 gr de bacon
  • 1 litro de caldo de carne (pollo mejor)
  • 1 cebolla pequeña.
  • Un vaso de vino blanco
  • 2 ajos
  • 1  cuch de mantequilla
  • Parmesano (o algún queso similar)
  • Sal, Pimienta, nuez moscada
  • Aceite de oliva

Preparación:

Suelo prepararlo que un Wok o en caldero o recipiente que no se pegue. Primero echar un buen chorro de aceite la cuchara de mantequilla a medio fuego para que no se queme para rehogar la cebolla y los ajos.

Así que empezamos a picar la cebolla muy menuda y los ajos. Lo echamos al recipiente a fuego medio para que no se queme solo queremos que se rehogue. Filateamos los champiñones y cortamos en pequeños cuadrado el bacon y se lo añadimos.

En otro caldero empezamos a calentar el caldo. Es mejor añadir el caldo a la misma temperatura del preparado.

Cuando veamos que la cebolla este rehogada añadimos un poco de sal , la pimienta y rallamos la nuez moscada ( no añadir mucha ). Añadimos el vaso de vino blanco y le subimos el fuego para que se evapore el alcohol.

Ahora ponemos el arroz en el recipiente y lo rehogamos también. Suelo pone el triple de caldo que de arroz. Siempre lo mido con un vaso pequeña para 2 personas y en una taza grande para 4

Hervimos el caldo y se lo añadimos al arroz y con una cuchara de madera removemos el fondo para que no se pegue. Lo hervimos un par de minutos y le bajamos el fuego a la mitad.

Vamos rallando el queso parmesano sobre un plato. Un buen puñado y se lo añadimos, seguimos removiendo con la cuchara de madera.

Lo probamos de sabor y lo corregimos. Lo tapamos, controlamos que no se quede sin caldo si vemos que es así le añadimos. Cogemos un poco de caldo y arroz y probamos la textura.

Lo apartamos del fuego y lo dejamos reposar unos minutos. Lo ponemos en un plato y lo presentamos como una especie de montaña. Le ponemos por encima un poco de perejil o de albahaca lo más que te guste.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *