Tarta Red Velvet

Spread the love
Un pastel de terciopelo rojo (Red velvet cake en inglés) es un pastel de chocolate con un color rojo oscuro, rojo brillante o rojo-marrón.
Un pastel de terciopelo rojo (Red velvet cake en inglés) es un pastel de chocolate con un color rojo oscuro, rojo brillante o rojo-marrón.

 

Ingredientes :

  • 120 ml aceite de oliva suave o de girasol 
  • 320 gr azúcar
  • 2 huevos medianos
  • 2 cdas rasas cacao sin azúcar
  • Una cdts colorante rojo en pasta o liquido
  • 3 cdts extracto de vainilla
  • 250 ml leche
  • 2 cdts zumo de limón
  • 300 gr harina
  • 1 cdts bicarbonato de soda
  • 2 cdts vinagre blanc

Para la Crema :

  • 125 gr mantequilla a tª ambiente
  • 300 gr azúcar glass
  • 200 gr queso crema (no light)

 

Preparación de la tarta red Velvet :

Preparación del bizcocho:

En primer lugar preparamos el buttermilk, para ello ponemos la leche en un vaso y añadimos el zumo de limón. Dejamos reposar 8 minutos. No se preocupen  si la leche parece que se corta, es como tiene que quedar. Reservar.

Engrasamos y cubrimos con tiras de papel de hornear al rededor y también la base.Los moldes del mismo diámetro. Precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo. Tamizamos la harina con el cacao en polvo. Reservamos.Batimos el aceite, azúcar y huevos hasta que estén bien integrados. A velocidad baja, continuamos batiendo y vamos añadiendo la mezcla de harina con cacao poco a poco, alternándola con la leche.

Mezclamos en un vasito el bicarbonato de soda con el vinagre y cuando burbujee lo incorporamos a la mezcla. Batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea. No hay prisa, tiene que tener una buena textura.

Agregamos ahora el colorante rojo y el extracto de vainilla y continuamos batiendo para integrarlo todo bien.

Repartimos la mezcla en los dos moldes de manera que haya la misma cantidad en cada uno de ellos (yo pesé la masa) Introducimos en el horno durante 20 minutos aproximadamente hasta comprobar que están bien cocidos pinchando con un palillo y sale seco.

Una vez templados, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo. Recortamos con un cuchillo de sierra la parte de arriba y la nivelamos.

Envolvemos en film y metemos en la nevera hasta el día siguiente.

Preparación de la crema:

Tamizamos el azúcar glass en un bol grande y vierte sobre éste la mantequilla que deberá estar a temperatura ambiente. Batimos a velocidad máxima hasta que se integre bien la mezcla. Luego incorporamos el queso de una vez. Primero a velocidad baja hasta que se incorpore y luego subimos la velocidad.

La tapamos con papel film y la ponemos en la nevera para que coja cuerpo y sea mas fácil de estender.

Montaje de la tarta:

Fijamos con un poco de la crema uno de los bizcochos a la base de la bandeja para montar la tarta. Con una pala o espátula rellenamos la parte superior con una capa generosa de la mezcla que preparamos.

Ponemos la otra base del bizcochón sobre el que tenemos en la bandeja y lo presionamos un poco para que la crema se extienda por toda la base.

Cubrimos nuestra tarta con una capa de crema » la capa recoge migas» que ha de ser finita y metemos en la nevera 30 minutos.

Volvemos a cubrir con una nueva capa de relleno alisando bien con ayuda de una espátula y decoramos al gusto. Yo lo decoré con migas de bizcocho.

Ver más recetas aquí

     
     
     
     
  1.  
     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *